Somos un Colegio en Pastoral

La institución nace con el Concilio Vaticano II. Es decir, acompañada de los grandes cambios que vivió la Iglesia Católica, en donde se pasó de una Iglesia pasiva y tradicional a una Iglesia abierta al mundo iluminada por el Evangelio. Desde esta perspectiva, es una institución que se ha caracterizado por hacer permanente lectura de la realidad que le posibilita responder a los desafíos que el mundo le ofrece, sin perder la esencia y el mensaje de Jesús que siempre es y será actual. Desde la nueva lectura que de la realidad se hace, es necesario orientar los esfuerzos para que la espiritualidad sea “el motor” que de sentido a todo el trabajo que se realiza, en otras palabras, la espiritualidad es prioridad para que el trabajo en criterios de calidad y excelencia tenga sentido y responda a la esencia de lo que significa SER COLEGIO CATÓLICO.